Metodología Emmi Pikler (o cómo moverse en libertad)

Emmi Pikler fue una pediatra nacida en Viena a principios del siglo 20. Su visión acerca de los más pequeños era completamente diferente a la que existía en su época. Ella consideraba que los bebés son seres capaces y activos y que merecen todo el respeto independientemente de la edad que tengan.

“Si prestáramos más atención a las señales e iniciativas de los niños, apoyando su sentimiento de capacidad y competencia, podríamos criar niños más tranquilos con menos problemas, niños que sabrían de manera más precisa qué les interesa y lo que necesitan”.

Según Pikler los niños y las niñas tienen recursos necesarios para desenvolverse por sí mismos siempre y cuando cuenten con:

👶🏼 Un vínculo de apego seguro con sus adultos de referencia.

🍀 Un ambiente rico y adaptado a sus capacidades y necesidades.

«Intentar enseñar a un niño algo que puede aprender por sí mismo no es solo inútil. También es perjudicial».

Cuando acabó la carrera Emmi Pikler estuvo trabajando durante algunos años en un hospital. Allí descubrió algo que cambio su forma de ver a los niños y niñas para siempre.

Mediante la observación continuada de la fisiología de pequeños procedentes de barrios pobres, frente a niños y niñas procedentes de barrios ricos, se dio cuenta de que los hijos de los obreros sufrían menos accidentes que aquellos que procedían de familias acomodadas los cuales acudían al hospital con fracturas graves.

Estas observaciones le llamaron tanto la atención que decidió profundizar en ellas y descubrió que los niños que vivían sin restricciones de movimiento eran mucho más prudentes porque habían aprendido las mejores maneras de caer. En cambio aquellos que estaban sobreprotegidos y con limitaciones motrices tenían más riesgo de accidentes porque no contaban con habilidades debido a su falta de práctica.

niño bebiendo de charco

Cuando Pikler tuvo a su primera hija (Anna Tardos) decidió experimentar en ella su pedagogía siguiendo el principio de que una niña o un niño que siguen su propio aprendizaje son capaces de aprenderlo todo. De este modo no aceleró el proceso evolutivo del bebé, tampoco forzó posturas, ni estímulo ningún tipo de juego. En cambio le proporcionó un vínculo seguro y un ambiente muy rico.

Años después paso a dirigir el orfanato de Lóczy donde trabajo y desarrolló definitivamente su metodología con niños que sufrían diferentes problemáticas.

La importancia del movimiento libre hoy

El movimiento libre beneficia al bebé no solo desde el punto de vista motor sino también emocional, reforzando su autoestima, potenciando sus capacidades y haciéndole sentir autosuficiente.

metodología Emmi Pikler

Sin embargo hoy existe una gran sobreestimulacion en los bebés tendiendo a forzar procesos, posturas o movimientos de modo innecesario (sentando a un bebé que aún no está preparado para ello o cogiéndole de las manos para hacerle andar), esto puede provocar problemas de tonicidad, equilibrio y frustración.

“Si el niño está en una trona no puede jugar por su cuenta. Si algo se cae, no puede cogerlo y tiene que depender de que la madre lo rescate. Tiene que pedir ayuda en lugar de aprender cómo resolver un problema. Un niño limitado o confinado se convertirá en un niño pasivo o enfadado».

La idea principal del movimiento libre es que los bebés se mueven por placer y de ese placer surgen los movimientos espontáneos que provocarán la conciencia de sí mismos.

El segundo pilar de la metodología es la consideración del adulto como acompañante no intervencionista de modo directo, pero sí de modo indirecto, creando espacios y materiales adecuados para lograr la motivación e interés de los pequeños y verbalizando los logros y acciones de los bebés durante su día a día.

Además el apego afectivo sólido, es la base de todo el desarrollo posterior.

De estas dos ideas principales surge:

🔆 El valor de la autonomía como fuente de experiencias que favorece el desarrollo motor y cognitivo. Cuando el adulto valora realmente la autonomía del bebé surge el respeto por el niño, sus ritmos y su nivel madurativo.

«Es esencial que el niño descubra por sí mismo. Si le ayudamos a resolver todas sus tareas, le quitamos lo más importante para su desarrollo mental…”.

🔆 La conciencia del bebé sobre sí mismo y lo que le rodea: tratando al peque como un ser capaz, que se siente escuchado, mirado y amado tal y como es, sin condiciones, le ayudará tanto a crear una imagen positiva de sí mismo, como una autoestima adecuada para desenvolverse en el mundo que le rodea en el momento presente y en un futuro.

🔆 Al bebé se le deja total libertad de movimiento, con ropa lo más cómoda posible y un espacio completamente preparado y sin peligros, con una superficie firme, confortable y materiales adecuados.

Principios metodológicos de la pedagogía Pikler

📌 Libertad de movimiento

📌 El adulto respeta siempre la actividad libre del pequeño

📌 El adulto no interviene de modo directo en las acciones del bebé

📌 El adulto confía y acompaña (de modo indirecto) al niño y la niña

📌 El adulto verbaliza las acciones que va a realizar sobre el bebé

📌 Los espacios están preparados y son seguros

📌 Entre el niño y el adulto hay confianza mutua

📌 El adulto siempre da estabilidad y seguridad emocional al bebé, hay conexión en todo momento.

 

papa con bebe en fular

📌 El adulto verbaliza las acciones del bebé; “Veo que tienes hambre, vamos a comer“, “Aquí tengo tu esponja, cuando estés listo entramos en el baño

📌 Hacer todo lo posible para que surja un aprendizaje significativo

📌 Desarrollo de la autonomía

📌 Evitar la dependencia formando un vínculo sano entre el bebé y el adulto

Los estadios evolutivos a nivel motor según Pikler.

Antes de llegar al gateo o la bipedestación, los bebés necesitan la suficiente maduración fisiológica y tónica.

Primero aprenden a controlar el cuello y la cabeza y posteriormente las extremidades superiores e inferiores.

Los bebés que siguen una metodología basada en Pikler primero se colocan tumbados boca arriba. Cuando están preparados se giran a ambos lados y después dan una vuelta completa para colocarse en posición ventral (boca abajo). Más tarde empezarán a reptar y posteriormente a gatear. Luego se sentaran solos, se levantarán con apoyo y finalmente caminarán.

Este recorrido motriz es diferente del que llevan los niños y niñas a los que nos les deja el movimiento libre, ya que habitualmente estos últimos se sientan antes que gatean porque los adultos les fuerzan esa posición sentada.

Bebes Pikler 3 a 6 meses

Será necesario que la espalda del bebé esté apoyada en el suelo, ya que aunque aún no pueda dar la vuelta sobre sí mismo, utilizará sus extremidades superiores para descubrir su entorno.

bebé en diferentes posturas
Movimiento 1 - Libro "Moverse en libertad"
Bebé boca arriba con movil

Posteriormente se volverá de costado y se mantendrá ahí más tiempo volviendo, si lo desea, a decúbito supino

movimientos bebe decubito supino
bebe de lado

Bebes Pikler 4 a 8 meses

Se instalan durante un tiempo en posición ventral ya que pueden coger objetos fácilmente

esquema posiciones ventrales
metodología Emmi Pikler

Bebes Pikler 5 a 9 meses

Aún no puede sentarse sobre si mismo, pero puede desplazarse bastante rodando sobre si mismo.

bebe agarrando bolas de madera

Bebes Pikler 7 a 12 meses: inicio de la reptación

Bebes Pikler de 8 a los 15 meses: se inicia el gateo

Se levantan sobre las rodillas e inicia el gateo a 4 patas

esquema bebé gateando
Bebé gateando en el suelo
gateo desarrollado

Durante este periodo es capaz de crear posturas más complejas y su control tónico es mucho más elaborado.

Bebes Pikler de 10 a 16 meses

Se instala en la postura “de rodillas” como punto de inicio para alcanzar otras muchas: gatear, sentarse, tumbarse, ponerse de pie…

desarrollo postural
bebe en postura de rodillas con radiador detras

Bebes Pikler de 12 a 23 meses

Se pone de pie con ayuda de una superficie segura. Descubre nuevos ángulos de visión

bebe levantandose
bebe incorporada

Bebes Pikler de 12 a 21 meses

Inicia la bipedestación sin necesidad de sujetarse.

esquema bebe bipedestacion

Bebes Pikler de 13 y 21 meses

Logra la marcha, desplazándose sin ayuda y seguro de sí mismo

bebe andando

Es necesario remarcar que las edades de adquisición de los hitos, su duración y el paso a la siguiente etapa varían mucho de un bebé a otro.

En la metodología Pikler hay una notable diferencia en la línea evolutiva considerada “normal”.

Esto es porque este método amplía el tiempo de adquisición de las posturas naturales sin forzarlas para que cada criatura alcance la tonicidad que necesita a su propio ritmo.

En este vídeo se ven claramente los patrones evolutivos de movimiento sin que sea forzado.

Consecuencias de La Intervención del Adulto.

Cuando el adulto interviene en el movimiento libre del bebé y lo coloca en una posición para la que todavía no está preparado, el bebé no sabe salir de esta postura y ello le obliga a quedarse inmovilizado en ella. La criatura queda así dependiente totalmente el adulto con la irritación que eso provoca.

Colocar a los bebés en situaciones antinaturales para su momento evolutivo les provoca un desarrollo defectuoso de su musculatura y sus huesos a causa de la adopción de posturas incorrectas.

Un ejemplo de ellos son los tacatás que provocan problemas y accidentes tanto a nivel físico-espacial (los bebés llegan muy fácilmente a lugares que de otro modo no llegarían, como el borde de la escalera), como a nivel fisico-corporal, ya que se obliga a una cadera que aún no está preparada a soportar el peso del cuerpo.

Otra consecuencia del intervencionismo del adulto es la pérdida de etapas evolutivas saltándose, por ejemplo, el gateo y perdiendo conciencia de algunas capacidades corporales.

Beneficios del método Pikler

🎈 Adquirir conocimiento del propio cuerpo, sus capacidades y limitaciones.

🎈 Cuando el adulto no interviene en el proceso de desarrollo motor, el bebé llega con tranquilidad a la postura deseada y a la vez puede volver a una anterior con total seguridad, ya que todo lo aprendido por si mismo está en su impronta personal y lo puede encontrar cada vez que lo necesite.

🎈 Adquiere la conciencia de su esquema corporal, sus límites y se producirá con todo ello una importante maduración cerebral

🎈 Se logra el control tónico y postural adecuado

🎈 Disfrute del juego libre autónomo

“En el niño, incluso en el bebé, hay por naturaleza un inagotable y creciente interés en el mundo y en sí mismo. No es necesario ‘entretener’ a un bebé. Puede jugar durante horas, días e incluso meses con los objetos que consiga.”

🎈 Desarrollo de la motricidad gruesa y fina según los ritmos de desarrollo.

🎈 Mejor desarrollo del equilibrio, la lateralidad y se adopción de posturas más naturales de modo espontáneo.

🎈 Descubrimiento del mundo que les rodea, fomentando el desarrollo cognitivo y la creatividad al permitirles jugar en libertad sin normas ni exigencias.

🎈 Desarrollo de la coordinación oculo-manual mediante el uso de materiales adecuados.

🎈 Desarrollo de destrezas motoras seguras mediante los propios movimientos, conociendo mejor su cuerpo y sus limitaciones (aprender a caer, por ejemplo) esto conlleva menos caídas y menos accidentes.

🎈 Desarrollo de la autoestima, el vínculo y la conexión entre bebé y adulto, en cualquier momento de su vida diaria (no solo durante el juego)

Materiales Pikler

La premisa principal a la hora de acompañar al bebé con materiales Pikler es que el espacio donde los bebés van a moverse y jugar ha de ser seguro.

Todo aquello que pueda interferir en su proceso de exploración o ser peligroso hemos de eliminarlo. 

Respecto a qué podemos ofrecer al bebé, haremos un post dedicado exclusivamente a materiales para profundizar en el tema.

Conclusiones

Si os ha inspirado la pedagogía de Emmi Pikler, aquí os dejo la película-documental sobre la institución Lóczy a la que Emmi Pikler dedico su vida profesional.

Aquí otro mas de Lóczy

Si te ha gustado...¿Compartes?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

0 Reviews

Write a Review

Read Previous

Para qué sirve el Espejo Montessori

Read Next

|| ▶ Material Pikler, ¿cómo se mueve tu niñ@? ||

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies